Reseña: LA CASA DE JACK – “El arte y la muerte, como muestra de libertad e ironía de la realidad”

“Algunos dicen que las atrocidades que cometemos en la ficción, son los deseos ocultos que no llevamos a cabo en una civilización controlada. Por eso lo expresamos mediante el arte. No estoy de acuerdo.

Creo que el cielo y el infierno son lo mismo. El alma pertenece al cielo, el cuerpo, al infierno…”

 

Hay que mencionar que hoy en día la violencia ha aumentado o bajado (para algunos y dependiendo de cómo lo vean algunos) pero nada de eso es culpa de la ficción, ¿o sí?

Lars Von Trier ha regresado a pantalla grande de manera “extraña”, irreverente, brutal y con un perfecto as bajo la manga de lo que puede ser en su filmografía; la cinta más destacada o más tratada, cuidada pero densa (y casi, casi burlándose del mismo director, sus haters y hasta fans en compañía de las críticas tanto positivas como negativas que este ha llevado durante su carrera) y que no cabra en el gusto de muchos.

Aunque por otro lado, algunos podrán disfrutar de este viaje e historia de un “asesino” y sus “incidentes” que lo formaron y guiaron en una idea, manual de vida bastante retorcido. Usando el arte y música de pretexto para hablarnos realmente sobre la muerte, libertad creativa y lo irónico que puede ser la vida misma y el final de ella. ¿Valdrá la pena leer, escuchar la mente de este asesino en el transcurso que construimos un cálido hogar?

 

Imagen relacionada

 

SINOPSIS: La trama sigue al altamente inteligente Jack durante 5 incidentes relevantes y presenta los asesinatos que transformaron a Jack en un asesino serial. La historia se experimenta desde la visión de Jack. Él mira cada asesinato como una obra de arte en sí misma, a pesar de que su disfunción le provoca problemas con el mundo exterior. Sin importar que la intervención de la policía está cada vez más cerca que presiona pero también provoca a Jack, él decide contrario a la lógica arriesgarse cada vez más.

 

-EL ARQUITECTO DE LA CRUELDAD…

Puede que el director, no revolucione algo para el mundo cinematográfico y sea repulsiva su más reciente “obra de arte” para algunos ojos y mentes delicadas, pero honestamente para el género, aporta algo más inquietante y que poco a poco va introduciendo un cuchillo a la pantalla (y que sentimos en nuestros ojos) como poco a poco se va desangrando una trama, casi manual no tan complejo, pero si sádico de un asesino no tan profesional.

Nada sería posible sin el ojo y mente provocadora de Von Trier, el cual desarrolla la trama principal (entre referencias y tributos a su propio trabajo) como un caramelo agridulce que se va desenvolviendo en referencias a otras cintas o vertientes y hasta trabajo de el mismo, apoyado por el arte el cual toma junto con la muerte, sin dejar de lado la arquitectura y música entre la desesperación, melancolía, humor negro y demonios personales como muestra de libertad e ironía de lo que vivimos hoy en día al pasar los años de nuestra realidad.

 

 

En apariencia uno puede esperar sangre, tripas y más sangre llenando la pantalla, pero esto no es el toque de Hollywood entre galones y galones de cliché. Más bien, este proyecto resulta un viaje denso que tomaremos y el cual nos agitará con algunas secuencias y escenas que buscarán dejarnos fríos, estremecer nuestra piel y sentidos a un ritmo perturbador, espeluznante (por momentos), el cual nos dirige hacía la fauces del lobo más letal y que puede o no, absorberte pero no dejarte sumergir (del todo) en la mente de nuestro asesino, aunque puedes comprenderlo.

 

La cinta puede tomarse como algo de manera políticamente correcta o incorrecta, visualmente potente y transgresora por momentos.

 

Todo lo artístico que puede proveernos este mórbido trabajo tiene mucho potencial con su estilo visual (aunque en ocasiones es algo repetitivo) y narrativo, el cual que se deja rescatar encontrando un balance casi, casi perfecto y muy hipnótico que debe ser visto en pantalla grande de manera inquietante y con mente abierta.

 

 

 

-UN HOGAR MONSTRUOSO CON UN CÁLIDO HUÉSPED…

Tiene el toque de ser un drama por algunos puntos, pero se deja llevar como un certero slasher y se mezcla como un repulsivo thriller gracias a su guión en ocasiones engañoso y pretencioso pero muy bien ejecutado, con personajes (algunos) cliché, pero que en el principal podemos ver todo el peso del mundo y que debate una pelea entre el cielo e infierno que muy lejos de llegar a su fin, apenas comienza con el mero acto final y es ahí, cuando el título tomará esa forma demoníaca para darnos un guiño de lo que la ficción puede ser capaz.

Es así que Matt Dillon logra interpretar a un ser inquietante, repulsivo, táctico y monstruoso como poético que va en caída libre para alcanzar un punto casi espiritual; que es acompañado a lo largo de sus víctimas (con puntos fuertes y débiles los personajes pero no las actuaciones para que el camino de nuestro antihéroe vaya tomando forma) e incidentes que vuelven su andar “religioso” en un “juego de niños”, en el mismísimo patio del diablo. Casi tomaremos en broma o muy en serio lo que vemos en pantalla y más por algunos de sus planteamientos, es que cuestionaremos mucho sus diálogos con Verge (Bruno Ganz) y la forma en que este rompecabezas se arma, siendo un reflejo de lo mórbido, cruel, asfixiante que puede ser el arte, historia, música y la realidad en algunas ocasiones y más en la mente de un asesino.

 

Imagen relacionada

 

EN CONCLUSIÓN: Algunos fans del director la amarán y otros la odiarán, por lejos o de cerca se podrá ver como un trabajo repulsivo, casi tóxico pero que toma como escudo el arte, filosofía y sus vertientes para hablarnos sobre la vida y la muerte, sobre algunas ideologías de un hombre tocado por el diablo y tentado a ser atrapado por sus más bellos crímenes en un mundo injusto. Las actuaciones logran ajustarse al momento exacto de la secuencia o escena que nos causarán risa o bien, estremecernos directamente la espina dorsal con la más mínima provocación. 

No es algo nuevo en sí, pero aporta algo extraño al género. Por momentos lenta pero apreciativa por su enorme trabajo visual y que nos indica que debes conocer algo de historia y arte para poder dejarte influenciar más allá de las entrañas de la oscuridad e intentar entender este relato incendiario, criminal y violento con un asesino que busca ser comprendido por sus más bellos y extravagantes crímenes.   


FICHA TÉCNICA

 

PELÍCULA: “La Casa de Jack”  – TÍTULO ORIGINAL: “The House That Jack Built”

AÑO DE ESTRENO: 2018

DURACIÓN: 155 min.

PAÍS: Dinamarca

GÉNERO: Thriller

GUIÓN Y DIRECCIÓN: Lars Von Trier

ELENCO: Matt Dillon, Bruno Ganz, Uma Thurman, Riley Keough, Sofie Gråbøl, Siobhan Fallon, Ed Speleers, Osy Ikhile, David Bailie, Yu Ji-tae, Marijana Jankovic, Robert G. Slade

PRODUCTORA: Zentropa Productions – Radio (DR) y Film I Väst

DISTRIBUIDORA EN MÉXICO: Cinemex

RESEÑA POR: Eduardo Vázquez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: