RESEÑA: HELLBOY 2019

Uno de los personajes emblemáticos del comic es Hellboy debido a su carácter inigualable y que fue llevado a la pantalla por primera vez gracias al mexicano Guillermo Del Toro con dos películas que resultaron grandiosas; sin embargo, este 2019 le tocó al director Neil Marshal (El Descenso), traer de vuelta al demonio con un remake protagonizado por David Harbour y vaya que es un remake que causará conflictos y algunos emocionales para los fans.

 

 

Primero hablemos sobre las actuaciones que finalmente fueron simples, pero, el caso del protagonista David, supo darle su personalidad a Hellboy, manteniendo su estilo sarcástico, pero en menor cantidad ya que casi siempre se muestra serio, violento y eso fue bueno para el personaje.

 

 

En cuanto al elenco actoral que lo acompañó, vimos a una Milla Jovovich interpretando a una “villana” que logró convencer no tanto por su trabajo actoral sino por su caracterización, matando únicamente con la mirada al espectador ya que su personaje no fue realmente magnífico pero que sabe cómo vender con su apariencia (claro que esto no es culpa de ella).

 

 

No pueden faltar el equipo del demonio a manos de Sasha Lane y Daniel Dae Kim, las cuales interpretan a los amigos que apoyarán al personaje principal teniendo unos cuantos secretos sin dejar atrás ese humor que necesitan para no tener tanta tensión (no es algo nuevo en estas películas), podemos decir que el caso de Ian McShane fue bueno por interpretar a un padre que de igual forma tiene un secreto de su hijo pero que hará lo posible para ayudarlo a tomar decisiones que lo favorezcan, teniendo un trabajo creíble y que al mismo tiempo será ideal para los personajes.

 

 

Es turno de hablar sobre el guion, ya que vimos un trabajo un tanto apegado a los comics que hizo Mike Mignola en 1993, con cambios emblemáticos (si hacemos comparación con las películas de Del Toro) pero que al final tiene el estilo del director, toques de acción, sangre, batallas que resultan ser maravillosas pero que no se enfrasca tanto en la relación padre e hijo, no profundiza este tema y tampoco existe esa profundidad en los otros personajes que simplemente llegan y cuentan un poco de su historia para saltar de pronto a la acción y aquí me encamino al trabajo de los efectos visuales y edición que desgraciadamente no es maravillosa. Las batallas son muy buenas y habrá una que será seguramente la favorita de muchos, pero en general se notan demasiado los efectos, un trabajo realizado creo muy rápido, cortes de escenas drásticos en los que te hace pensar “¿en qué momento pasó esto?” (sí, creo esto causa algunos huecos argumentales), además avanza demasiado rápido todo e incluso algunas veces pareciera sacado de videojuego mal hecho.

 

 

Uno de los puntos rescatables fue la música que utilizaron ya que es un género que combina con las acciones y me refiero a temas de rock. No hay que olvidar que al término de la película hay dos escenas que no deben dejar de ver después de créditos.

En pocas palabras, lo bueno de esta nueva versión es la actuación de David como Hellboy, algunas escenas de batalla, el uso del gore que necesitábamos y la música, ya que, esta cinta entra en la lista de película dominguera que vería sino encuentro algo más en la televisión.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: